Vidrio

Antes de la época del Imperio Romano, ya se practicaba el reciclado de vidrio. Los vidrieros sabían que era más fácil fundir vidrio usado que obtener materias primas, procesarlas y fabricar vidrio nuevo.

El vidrio es un material que por sus características es fácilmente recuperable. El envase de vidrio es 100% reciclable, a partir de un envase utilizado puede fabricarse uno nuevo que tenga las mismas características. Los envases de vidrio admiten esta operación de reciclaje tantas veces como sea necesario.

El vidrio es una sustancia dura y frágil, generalmente transparente, muy resistente al agua, a la luz y a los agentes químicos, que se produce por solidificación de una masa fundida, más o menos compleja, de silicatos y en parte también de boratos. Esta masa se mantiene en estado amorfo una vez sólida y pasa por diversos estados intermedios, desde el muy fluido, a unos 1.000 °C, hasta el espeso o viscoso, a 400 °C. En este último estado puede dársele distintas formas por diversos procedimientos. Las materias primas más importantes son el cuarzo (arena) 70%, álcali (sosa o potasa) 20% y cal o roca caliza 10%, junto con diversidad de aditivos como el bórax, alúmina, ácido fosfórico, salitre y combinaciones de plomo, etc. Se encuentran también en la naturaleza, por ejemplo en la obsidiana, un material volcánico, y en las tectitas.

Si tenemos en cuenta el color los más empleados son:

  • El verde, un 60%, utilizado masivamente en botellas de vino, cava, licores y cerveza.
  • El blanco, un 25%, usado en bebidas gaseosas, zumos y alimentación en general.
  • El extraclaro, un 10%, que esencialmente está destinado a aguas minerales, tarros y botellas de decoración.
  • El opaco, un 5%, en botellas de cerveza y algunas de laboratorio.

Reciclado del vidrio

El consumidor responsable es la pieza clave en la cadena del reciclado de vidrio. Sin su colaboración, separando en origen y depositando los residuos de envases de vidrio en los contenedores verdes correspondientes, no podría completarse esta cadena.

Los contenedores verdes de vidrio situados en las calles sirven para recoger únicamente los envases de vidrio (tarros, frascos y botellas) que todos consumimos. Hay otros materiales, como pueden ser la cerámica u otros tipos de vidrio (vasos, cristales de ventanas, etc.), que al tener una composición distinta a la del vidrio de los envases, deben ser depositados en los puntos limpios de los pueblos y ciudades.

La cerámica y porcelana necesitan más temperatura de fusión.

Los vasos y copas de cristal contienen óxido de plomo, que les otorga ciertas características como son el sonido y el brillo, y no pueden ser fundidos en los mismos hornos en los que se producen los envases de vidrio.pal vidreo

Los tarros y botellas de medicamentos entran en otro circuito diferente de reciclaje.

etapas proceso reciclaje vidrio. La recogida del vidrio doméstico se realiza en contenedores específicos y se transporta en camiones a los correspondientes centros de recepción que las industrias recuperadoras suelen tener en las proximidades de los núcleos de población.

En los centros de recogida se llevan a cabo las operaciones previas a la recuperación del vidrio, como separación de las fracciones extrañas, molienda y limpieza.

Para reciclar el vidrio, se fragmenta en partes pequeñas obteniéndose el calcín (vidrio seleccionado, limpio y molido), y no se pueden mezclar las botellas o envases de color diferente.

Aplicaciones

Aunque para la fabricación de envases de vidrio solamente se utilice el vidrio para envases, los vidrios rotos pueden emplearse en otros procesos de fabricación y en otras aplicaciones industriales como aislamientos de lana de vidrio, postes para líneas telefónicas y vallas fabricadas con mezclas de vidrios rotos y polímeros plásticos.

El vidrio reciclado se emplea para preparar material de pavimentación y productos de construcción como ladrillos, tejas de arcilla, azulejos y hormigón ligero espumado. También en pintura reflectante para señales viales, elaborada con pequeñas esferas de vidrio, abrasivos, enmiendas de suelo para mejorar el drenaje y la distribución de humedad y arena artificial para la restauración de playas.

 

Ventajas

Entre las ventajas de reciclar el vidrio se incluyen la reutilización del material, el ahorro de energía, la reducción del espacio de los vertederos y en algunos casos, un compost más limpio o un mejor combustible derivado de residuos.

Como ejemplo, por cada 3.000 botellas de vidrio que se vuelven a fundir se consigue:

  • Reducir la contaminación del aire en un 20%, al no quemar nuevos combustibles para fabricar nuevos envases.
  • Ahorrar más de 1,2 toneladas de materias primas, reduciendo así la erosión de tierra por extracción.
  • Disminuir en 1.000 kg. la basura doméstica generada que va a los vertederos.
  • Un importante ahorro de energía, ya que la temperatura necesaria para fundir el calcín es un 26% menor a la exigida para fundir las materias primas originales.

En nuestro municipio encontramos los contenedores verdes para su recogida (ver mapa).  La empresa responsable de la recogida y tratamiento es Ecovidrio.

También se pueden depositar en el punto limpio  100 botellas por día.

Imprimir

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s