Peces

Boga

 

Barbos

Anuncios

Reptiles y Anfibios

Camaleón común (Chamaeleo chamaeleo)

De especial interés para los amantes de la naturaleza. Es una especie de aspecto inconfundible. Caza al acecho y tiene una dieta compuesta sobre todo por insectos. Tiene una reproducción ovípara con un solo ciclo reproductor al año.

Los lagartos tienen el cuerpo alargado y cubierto de escamas. Son reptiles que suelen tomar el sol. En la época de calor, nos lo podemos encontrar en lo alto de rocas. Suelen utilizar su cola para agarrarse a las ramas. Se alimentan de insectos como pequeños mosquitos y moscas.

Los sapos durante el día se ocultan en lugares oscuros y durante la noche se dedican a cazar insectos. Son más torpes que las ranas. Suelen escupir a aquellos que se acercan demasiado a él.

Entre los artrópodos más conocidos en el entorno del Hacho, podemos encontrarnos con diferentes tipos de insectos (mariposas, saltamontes, mantis, mariquitas, escarabajos, hormigas, grillos, libélulas…).

En la salida al Hacho hemos encontrado excrementos de conejo, de tejón y de zorro. También se ha encontrado un nido de jilguero y madrigueras de conejo y tejón que se pueden observar en las fotos que se muestran a continuación.

Mamíferos

Jabalí (Sus scrofa)

Es un mamífero de tamaño mediano provisto de una cabeza grande y alargada. Durante el periodo de celo de noviembre a enero, el jabalí macho busca hembras receptivas de un modo tan activo que a veces llega a olvidarse de su propia alimentación. Las crías nacen con rayas longitudinales a lo largo del cuerpo.

Cabra montés (Capra pyrenaica)

Es una especie muy antigua que se ha cazado desde hace mucho tiempo. Se mueve con facilidad por las paredes rocosas de increíble verticalidad.

Zorro (Vulpes vulpes)

Es un animal astuto, silencioso y discreto. No mastica su alimento, sino que lo traga entero. Además de ser carnívoros, consumen fruta. No hiberna, en el invierno se refugia en cuevas, generalmente conejeras que agranda para su uso, mientras que en el verano prefiere encamarse entre las matas.

Conejo (Oryctolagus cuniculus)

Es un mamífero de mediano tamaño, herbívoro, pelo suave y corto, orejas largas y rabo corto, es una especie fundamentalmente nocturna que constituye pieza clave en nuestra fauna.

Liebre (Lepus granatensis)

Tejón (Meles meles)

Meloncillo (Herpestes ichneumon)

Es un mamífero carnívoro de pequeño tamaño, con un pelaje rojizo o gris, cola larga y patas cortas. Se alimenta de serpientes y ratones.

Garduña (Martes foina)

Gineta (Genetta genetta)

Comadreja (Mustela nivalis)

Gato montés (Felis silvestris silvestris)

Nutria (Lutra lutra)

Erizo (Erinaceus europaeus)

Topos

Murciélagos

Se trata del único mamífero que tiene la capacidad de volar. Presentan unos diminutos ojos. Se alimenta de frutos o bien de toda clase de insectos.

Aves

Buitre Leonado (Gyps fulvus)

El buitre leonado que es una rapaz diurna y carroñera de gran tamaño y tiene un plumaje pardo claro, salvo las primarias de las alas y la cola que son negros. Su rasgo principal es su cuello peludo.

Desde que los antiguos pobladores de la Península Ibérica se hicieron ganaderos hasta nuestros días, el buitre leonado ha estado estrechamente ligado a las actividades pastoriles del hombre, realizando una eficaz, aunque a veces incomprendida, labor sanitaria. Neciamente perseguido durante décadas, este carroñero entró en un peligroso declive del que, relajada la presión, se recuperó de forma espectacular. Desgraciadamente, el repunte del uso del veneno y los cambios en la gestión de carroñas, basureros y muladares vuelven a proyectar sombras de incertidumbre sobre el futuro de esta enorme rapaz.

Hábitat

A la hora de criar, el buitre leonado se instala en cortados rocosos, ya sea en zonas de montaña —donde alcanza los 2.000 metros de altitud— o en cañones fluviales, siempre relativamente cerca de áreas abiertas con 4 escaso arbolado y abundante cabaña ganadera donde busca su alimento.

Alimentación

Se trata de una especie netamente carroñera y especializada en el consumo de grandes ungulados, tanto silvestres como, especialmente —al menos en nuestro territorio— domésticos, razón por la cual se encuentra muy ligado a las actividades pastoriles del hombre. Actualmente, también frecuenta con asiduidad vertederos, donde obtiene abundantes restos.

Búho real (Bubo bubo)

La más grande de las rapaces nocturnas europeas, el búho real es un formidable depredador capaz de alimentarse de una enorme variedad de presas. De carácter reservado y solitario, puede instalarse en los más diversos hábitats, aunque prefiere las zonas bravías con abundantes roquedales, tajos y cortados. La disminución de su presa fundamental —el conejo—, los accidentes con tendidos eléctricos, los atropellos y la caza furtiva constituyen sus principales problemas de conservación.

Hábitat

Especie adaptable y no muy exigente, ocupa una gran variedad de hábitats, desde bosques cerrados hasta semidesiertos, acantilados costeros y tundras. En nuestro país generalmente selecciona áreas montuosas con abundantes roquedos, tajos fluviales, canchales y barrancos rocosos, siendo
menos frecuente detectar su presencia en el interior de bosques densos y en zonas esteparias. Si bien prefiere instalarse allí donde abunde su presa
básica, el conejo, en lugares donde este falta o escasea consigue adaptarse a las condiciones que le impone el medio.

Alimentación

Allí donde aparece, el búho real se comporta como un implacable superpredador. Aunque en nuestro país su presa básica es el conejo, este eficiente cazador puede capturar una enorme variedad de vertebrados, desde córvidos y aves acuáticas hasta erizos, pasando por gatos o rapaces, tanto diurnas como nocturnas. Resulta frecuente el apresamiento de pollos de otras rapaces en sus propios nidos, con lo que el búho, además de obtener alimento, elimina potenciales competidores.

 

Mochuelo (Athene noctua)

La inconfundible silueta rechoncha del mochuelo recortándose al atardecer sobre un poste o un majano es todavía una de las imágenes más habituales y características de los ambientes agrarios españoles. Especie muy adaptable en lo que a la elección del hábitat y a su alimentación se refiere, este pequeño búho se extiende por la mayor parte de nuestro territorio, donde alcanza, en ocasiones, elevadas densidades —las más altas de todo el continente europeo—, a pesar de las negativas transformaciones sufridas últimamente por nuestros paisajes rurales.

Hábitat

Poco exigente a la hora de elegir su hábitat, el mochuelo se instala de buen grado en una gran variedad de ambientes, desde sotos ribereños a parques urbanos, así como dehesas y bosquetes, si bien las mejores densidades se encuentran en espacios más bien abiertos, sobre todo paisajes agrícolas no demasiado homogéneos, en los que se alternan cultivos de secano, olivares, sotos, arbolado disperso y eriales. No es infrecuente que se instale en el interior de poblaciones.

Alimentación

La dieta de este pequeño búho varía ostensiblemente en función de la disponibilidad local de presas. En las regiones del sur, una buena parte de la dieta está compuesta de invertebrados (grillos, escarabajos, saltamontes, polillas, lombrices, etc.), mientras que a medida que se asciende en latitud aumenta la proporción de vertebrados (especialmente roedores). A lo largo de su territorio, el mochuelo dispone de varios posaderos desde los que acecha a sus presas, aunque otras veces prospecta el suelo en busca de insectos y lombrices.

 

Águila perdicera (Aquila fasciata)

Entre las grandes águilas, es la más ágil y también la de coloración más pálida. Se alimenta de presas de mediano tamaño, principalmente de aves. Está muy asociada a ambientes mediterráneo, es por ello que podemos encontrarla en nuestro municipio con relativa facilidad.

 Hábitat

Los territorios de reproducción se localizan en sierras, relieves alomados o llanuras, siempre y cuando existan cortados rocosos de dimensiones variables para criar, aunque algunas parejas sitúan sus nidos sobre árboles (alcornoques, pinos y eucaliptos) o torretas eléctricas, especialmente en el sur y el oeste peninsular.

Alimentación

Se basa en mamíferos y aves de tamaño medio, y también, aunque en menor medida, en reptiles. En la Península Ibérica, la perdiz roja y la grajilla son piezas básicas entre agosto y abril, mientras que en la época reproductora el conejo desempeña un papel fundamental. El lagarto ocelado puede ser una presa sustitutiva importante si las capturas principales escasean.

Águila culebrera (Circaetus gallicus)

Una de las rapaces más interesantes y menos conocidas de cuantas habitan en nuestro territorio es la culebrera europea, un ave de considerable porte y aspecto característico, que une a su carácter migrador la peculiaridad de alimentarse casi en exclusiva de unas presas escasas, difíciles de cazar y muy agresivas —los ofidios—, a las que detecta, atrapa y engulle gracias a diversas adaptaciones morfológicas. Debido a lo singular de su dieta, la culebrera es un ave que no suele alcanzar grandes densidades y que se limita a sacar adelante a un solo pollo por temporada.

Hábitat

A la hora de reproducirse, la culebrera es un ave netamente forestal, por lo que ocupa masas boscosas de diferente entidad y composición botánica, desde el nivel del mar hasta los 1.400 metros de altitud. Así, según las regiones, se instala en pinares montanos, castañares o robledales, aunque siente especial predilección por las masas forestales mediterráneas, donde ocupa encinares, alcornocales y dehesas con cierta cobertura. No obstante, la aparición de esta rapaz —aunque nunca llega a alcanzar altas densidades— se ve favorecida por la existencia de una relativa heterogeneidad ambiental en su territorio, así como por la presencia de zonas abiertas o parcialmente arboladas, como matorrales ralos, praderas, cultivos de secano, calveros de bosque, dehesas o paisajes en mosaico, donde obtiene la mayor parte de su alimento.

Alimentación

Se trata de un ave especializada en el consumo de reptiles, muy particularmente ofidios, que detecta mediante metódicas prospecciones de su territorio a variable altura. Una vez descubierta una presa, la culebrera la atrapa con sus cortas garras e intenta reducirla destrozando a picotazos su cabeza; cuando logra vencer al reptil aún palpitante, lo ingiere trabajosamente. La variedad de culebras —a veces de tamaño considerable— que se incluyen en la dieta de esta particular rapaz es muy amplia, aunque condicionada por su abundancia local. Además de culebras, sus presas más habituales son los grandes lagartos —sobre todo ocelados—, que puede complementar con anfibios, pequeños mamíferos, 4 aves jóvenes e, incluso, algunos insectos.

Lechuza (Tyto alba)

Protagonista de escabrosas historias que la relacionan con la muerte y el mundo de las tinieblas, la estilizada y beneficiosa lechuza común es un eficaz depredador de roedores y pequeñas aves que siente especial predilección por instalarse en la vecindad del hombre, donde ocupa desvanes, ruinas, iglesias y viejas buhardillas. Ave cosmopolita y de dieta poco especializada, esta rapaz nocturna, antes frecuente, está disminuyendo a causa de las actuaciones humanas.

Hábitat

Habitante característico de los paisajes abiertos o semiarbolados, la lechuza común se instala gustosamente en una gran variedad de hábitats, desde áreas esteparias a dehesas, además de humedales, zonas suburbanas y campiñas arboladas. Evita, en cambio, los bosques muy densos, así como las zonas muy montañosas, donde no aparece o escasea notablemente por encima de los 800-1.000 metros.

Alimentación

Como depredadora generalista, su dieta se compone de una amplia variedad de la fauna local, si bien muestra una marcada preferencia por los micromamíferos, como ratones de campo, ratas, topillos y musarañas (dibujo 4). Captura con frecuencia pequeñas aves —sobre todo en los dormideros—, así como grandes insectos, anfibios y reptiles. Una particularidad de la especie es su elevada tasa metabólica, que la obliga a ingerir grandes cantidades de alimento, muy superiores a las que requieren otros depredadores alados de similar tamaño.

Cernícalo primilla (Falco naumanni)

Que es un ave de tamaño mediano y es de color castaño con moteados negros, y otros tipos de aves que

El más pequeño de nuestros halcones fue, hasta mediados del pasado siglo, un habitante frecuente de torres, cortijos, casonas, palacios y castillos situados en regiones dedicadas a la agricultura y la ganadería extensivas, en las que podía encontrar abundantes invertebrados con los que alimentarse. Las transformaciones sufridas por el campo español en las últimas décadas mermaron su hábitat y ocasionaron un acusado declive, aunque en los últimos años la situación de la especie parece haberse estabilizado tras verse favorecida por numerosas iniciativas y planes de conservación.

Hábitat

El cernícalo primilla se instala siempre en áreas abiertas: cultivos extensivos, pastizales, zonas esteparias o cualquier entorno de explotación agroganadera tradicional poco intensiva y que posea cierta diversidad ambiental; aunque necesita disponer de construcciones aisladas, pueblos o ciudades donde instalar sus colonias de reproducción. En las regiones de invernada la especie escoge igualmente lugares abiertos, como sabanas y herbazales.

Alimentación

Esta especie es básicamente insectívora, y su dieta se compone de un variado conjunto de medianos y grandes invertebrados, desde escolopendras hasta escarabajos, si bien son los saltamontes, grillos y langostas los que forman el grueso de su alimentación. Ocasionalmente, estos halconcillos —que suelen cazar en grupo— predan sobre pequeños vertebrados, como lagartijas, roedores y pajarillos.

Cernicalo vulgar (Falco tinnunculus)

Una de las imágenes todavía frecuentes en las regiones abiertas o poco arboladas de buena parte de nuestra geografía, es la de una pequeña rapaz que, clavada en un punto del espacio, aletea frenéticamente mientras escudriña el erial, el prado o el barbecho que se abre bajo ella, con la esperanza de lanzarse sobre algún saltamontes o un despistado topillo. Se trata del cernícalo vulgar, una de las rapaces más frecuentes de Europa,
que muestra además una extraordinaria capacidad de adaptación a la hora de nidificar o de procurarse alimento.

Hábitat

Es un habitante característico de las regiones más o menos abiertas, de las áreas cultivadas, los pastizales, las zonas suburbanas y las dehesas, desde el nivel del mar hasta los pastizales alpinos. Su hábitat óptimo, no obstante, lo constituyen los paisajes cultivados, con alternancia de barbechos, rastrojeras, eriales y restos de vegetación natural, en los que se practique una agricultura extensiva tradicional.

Alimentación

Al igual que en otros aspectos de su biología, esta especie da muestras de una enorme capacidad de adaptación a la hora de seleccionar las presas de las que se nutre. Sus capturas principales, no obstante (y en función de las latitudes y de la época del año), son los micromamíferos (ratones de campo y topillos), los grandes insectos (en particular grillos, saltamontes, langostas y chicharras) y diversos reptiles, así como aves pequeñas y medianas. En las islas Canarias predan sobre mamíferos, incluso del tamaño de la ardilla moruna, y consumen gran número de lagartos, lisas y perenquenes, así como invertebrados.

Paloma bravía (Columba livia)

La bravía es el ancestro silvestre de la paloma doméstica, con la que se hibrida frecuentemente por tratarse de la misma especie. Por ello, en muchos casos resulta muy difícil distinguir ambas variedades o saber si los individuos de una población son silvestres o cimarrones. Originaria de Europa, la bravía está asociada a cortados rocosos, ya sean cantiles de sierras, barrancos fluviales o acantilados marinos. Aunque aparentemente es abundante, su alto grado de hibridación con la forma doméstica puede comprometer seriamente su identidad genética como especie silvestre.

Hábitat

Los roquedos constituyen su hábitat natural, con especial 3 predilección por los costeros, pero sin desdeñar los cortados fluviales ni los barrancos de montaña. La forma doméstica se encuentra asociada a construcciones humanas rurales y urbanas.

Alimentación

Esta especie granívora basa su dieta en el consumo de semillas de cereales, leguminosas y herbáceas, aunque ocasionalmente también come hojas e invertebrados. Los pollos son alimentados con una secreción lechosa producida en las paredes del buche.

Paloma torcaz (Columba palumbus)

Paloma robusta y poderosa, muy común y extendida por toda la geografía española, aunque falta en Canarias. Ocupa una gran variedad de ambientes (forestales, agrícolas, urbanos), con las densidades más elevadas en encinares y alcornocales. En invierno, la población residente ibérica se ve reforzada por un contingente de millones de torcaces procedentes del centro y el norte de Europa.

Hábitat

Ocupa una amplia variedad de ambientes, con preferencia por los bosques de frondosas y, en menor medida, las formaciones de coníferas, los matorrales y los cultivos con arbolado disperso. La población invernante se concentra en las dehesas del cuadrante suroccidental ibérico.

Alimentación

Su dieta se basa en semillas (bellotas, hayucos…), hojas de dicotiledóneas y plantas cultivadas. Como en otras palomas, los pollos son alimentados por una secreción del buche de los adultos durante los dos o tres primeros días (dibujo 3).

Paloma zurita (Columba oenas)

Esta paloma, de aspecto liviano, se distribuye como reproductora en la Península de forma irregular y en núcleos dispersos, ligada a una amplia variedad de ambientes: bosques aclarados, zonas fluviales, cultivos cerealistas, etc. Durante el invierno, el territorio ibérico constituye una importante área de invernada para las poblaciones del centro y el norte de Europa.

Hábitat

Está presente en una amplia variedad de hábitats, siempre que cuenten con zonas cultivadas, bosques aclarados y algún tipo de oquedades donde nidificar, ubicadas en árboles, cortados, edificios en ruinas, etc. 3 Ocupa todo tipo de arboledas, así como llanuras cerealistas.

Alimentación

Su dieta se basa en materia vegetal (semillas, hojas, flores…) y, ocasionalmente, en invertebrados.

Tórtola turca (Streptopelia decaocto)

Tórtola de aspecto esbelto, más estilizada que la tórtola europea. Originaria de Asia y Oriente Próximo, en el último siglo se ha expandido de forma espectacular por toda Europa. Desde que alcanzara la Península a comienzos de los años setenta, ha ocupado en apenas tres décadas todo el territorio peninsular, Baleares y Canarias, donde se ha convertido en una especie habitual en ambientes rurales y urbanos.

Hábitat

En su área de distribución original se comporta como un ave típica de zonas abiertas, semiesteparias y con formaciones arbustivas dispersas (acacias o similares). Las poblaciones establecidas en Europa y en España ocupan ambientes urbanos, suburbanos y su entorno (jardines, arboledas, urbanizaciones, cultivos, etc.).

Alimentación

Es una especie granívora. Consume principalmente granos de cereal, semillas de herbáceas y, en menor medida, partes verdes de plantas e invertebrados.

Tórtola europea (Streptopelia turtur)

Ave de mediano tamaño y aspecto grácil. Es una especie estival y relativamente común en ambientes que alternen zonas abiertas de pastizales y cultivos con zonas arboladas. Resulta muy común durante la migración, especialmente la otoñal, cuando a la población local se unen ejemplares procedentes del centro de Europa, con destino a las zonas de invernada africanas. A pesar de su relativa abundancia, en las últimas décadas se encuentra en marcada regresión.

Hábitat

Especie de medios abiertos y cálidos, muestra preferencia por mosaicos de hábitat donde alternen pastizales y cultivos con setos arbolados, pequeños bosquetes, bosques de ribera o zonas de dehesa, siempre con presencia cercana de cursos de agua. Evita territorios situados por encima de los 1.000 metros de altitud. Las mayores densidades se alcanzan en formaciones adehesadas de roble melojo y encina del centro y el oeste de la Península, así como en la campiña atlántica.

Alimentación

Es un ave granívora. Se alimenta principalmente de semillas de cereal y plantas herbáceas y de frutos.

Codornices

 

Perdices

Ave muy apreciada en la caza. Se reproduce en tierras bajas secas y en áreas abiertas pedregosas.

 

Zorzales

Mirlo

 

Abubilla o Gallito marzo (Upupa epops)

Se trata de una de las aves más populares y peculiares de la España mediterránea, muy abundante en las dehesas de la mitad meridional. Su llamativo penacho de plumas y su vuelo errático y ondulante la hacen fácilmente reconocible. Pese a ser una especie migradora transahariana, cada vez más individuos se quedan todo el año en nuestro municipio. Su alimentación es insectívora.

abubilla

Jilgueros

Vencejos

Golondrinas

Abejaruco europeo (Merops apiaster)

El abejaruco europeo es una las aves más vistosas de nuestra fauna. Tal y como su nombre indica, se trata de un especialista en el consumo de abejas, aunque también se alimenta de otros insectos voladores como pueden ser mariposas o libélulas. Aparte de por su colorido, resulta muy fácil de reconocer por su característico reclamo, que emite constantemente mientras vuela y que puede ser oído desde largas distancias.

abejaruco

Cárabo común (Strix aluco)

Buho Chico ( Asio otus)

Caprimulgiformes

Chotacabras gris (Caprimulgus europaeus)

Chotacabras pardo (Caprimulgus ruficollis)

 

Apodiformes

Vencejo real (Apus melba)

Vencejo común ( Apus apus)

Vencejo pálido ( Apus pallidus)

Vencejo cafre (Apus caffer)

 

Caraciiformes

Martin pescador (Alcedo atthis)

Abejaruco europeo ( Merops apiaster)

Abubilla (Upupa epops)

 

Piciformes

Torcecuello ( Jynx torquilla)

Pito real ( Picus viridis)

Pico picapinos (Dendrocopos major)

 

Paseriformes

Terrera común (Calandrella brachydactyla)

Cogujada común ( Galerida cristata)

Cogujada montesina (Galerida theklae)

Totovía o Alondra totovía (Lullula arbórea)

Avión zapador ( Riparia riparia)

Avión roquero (Ptyonoprogne rupestris)

Golondrina común (Hirundo rustica)

Golondrina dáurica (Hirundo daurica)

Avión común (Delichon urbicum)

Bisbita campestre ( Anthus campestris)

Bisbita arbórea (Anthus trivialis)

Bisbita común o pratense (Anthus pratensis)

Bisbita alpino (Anthus spinoletta)

Lavandera boyera (Motacilla flava)

Lavandera cascadeña ( Motacilla cinérea)

Lavandera blanca (Motacilla alba)

Mirlo acuático (Cinclus cinclus)

Chochín común (Troglodytes troglodytes)

Acentor común (Prunella modularis)

Acentor alpino ( Prunella collaris)

Petirrojo europeo (Erithacus rubecula)

Ruiseñor común ( Luscinia megarhynchos)

Pechiazul (Luscinia svecica)

Colirrojo tizón ( Phoenicurus ochruros)

Colorrijo real ( Phoenicurus phoenicurus)

Tarabilla norteña (Saxicola rubetra)

Tarabilla común (Saxicola torquatus)

Collalba gris ( Oenanthe oenanthe)

Collalba rubia ( oenanthe hispánica)

Collaba